31'  -  EL MERIDIANO MÁGICO DE LAS ARDENAS        


15. EPÍLOGO. Un cierto camino...





Con el tiempo, seguí buscando en brocantes y anticuarios, y encontré nuevas tarjetas postales que hablaban de otros viajeros haciendo el mismo camino... Pero nunca encontré una que tuviera fecha posterior a 1914... Las dos Guerras Mundiales devastaron el tablero y habían significado el fin del juego...


He de reconocer que nunca he sabido si realmente este camino existió durante milenios, o simplemente había sido un juego inventado por aquellos desconocidos que escribieron las tarjetas postales... Pero de lo que no cabe ninguna duda es de que cada etapa del camino es cierta y allí ocurrieron las cosas que se cuentan. Como también son ciertas las huellas de los viajeros "ilustres" que hemos encontrado es esos lugares...

Cuando descendí de la Piedra Haina hasta el pequeño pueblo de Weris acabé junto a su iglesia. Ahí, cerca de la puerta, descubrí una losa con unas inscripciones. 

Era un bloque de "puding", la piedra con la que están hechos los dólmenes y los menhires. Y en ella había dos placas de piedra con unos signos y unos pocos nombres... Eran personas que habían muerto durante las dos Guerras Mundiales... con sus nombres ahora grabados para siempre en la piedra milenaria...

No pude evitar pensar que tal vez alguno de ellos hubiera escrito alguna de aquellas tarjetas postales... 


La historia debe continuar

En su recuerdo escribí estas líneas. Una humilde aportación para que la historia pueda continuar.

Para que nuevos "peregrinos" vuelvan a recorrer el camino entre los 4 grados 31 minutos y los 5 grados 31 minutos... 

... Bueno... excepto en un punto...

Tardé en darme cuenta, pero acabé por comprobar que La Roche en Ardenne es el único lugar de todo el recorrido que se encuentra fuera de esas coordenadas... Por muy poco, pero fuera... 

¿Era un error?... ¿O era un último guiño de la historia? Quizás un último "mensaje oculto" que nos indicaba que la experiencia no acaba aquí, que hay que seguir buscando fuera... Que tal vez en algún lugar haya algún punto a 31 minutos de longitud donde se encuentra la puerta que abra una nueva frontera para esta apasionante aventura...

... Tal vez algún lugar en el Camino de Santiago, que seguimos y despedimos en nuestras andanzas por estos bosques... 

...Tal vez, ¿por qué no? la propia ciudad de Santiago de Compostela...

Porque, sí. Para mi asombro descubrí que allá, a más de 2.000 kilómetros de Weris, a 42 grados 53 minutos Norte y, lo que es más importante, a 8 grados 31 minutos, sí, 31 minutos Oeste se encuentra lo que hoy se conoce como “Porta Intineris Sancti Iacob”, el preciso lugar en el que el Camino de Santiago entra por fin en la ciudad de Compostela.

¿Otra casualidad? ... ¿Quién sabe?... Pero ésa es ya otra historia y tal vez deba ser contada en otra ocasión...




31' - El Meridiano Mágico de Las Ardenas

 Una historia de Tadeus Zimm




Da una oportunidad a la magia...






flecha a la derecha