blog‎ > ‎

Un rincón cualquiera...

publicado a la‎(s)‎ 10 jun. 2013 2:32 por Comunicación Tadeus Zimm

Brujas, Beaterio


Brujas es una ciudad de rincones. Por eso hay que vivirla despacio, dejándote atrapar por ellos... como éste de una de las entradas del Beaterio (el Begijnhof).

Hay dos formas de visitar Brujas: con el ¡Oh! y con el ¡Ahhh! Con la primera te maravillas con sus espectaculares edificios. Con la segunda te enamoras con sus rincones. Y lo bueno es que puedes hacer ambas...

Aunque muchos de los apresurados visitantes se suelen quedar sólo con la primera...

Y es que los rincones en Brujas tienen un carácter especial. Es como si cada uno fuese el comienzo de una historia... Pero para disfrutarlos hay que bajar la velocidad y meterte dentro de la historia.

En estas páginas te hemos mostrado algunos de ellos... y te prometemos que lo seguiremos haciendo...

FOTO: En Brujas, entrada del Begijnof que está junto a la "casa del agua"