blog‎ > ‎

Gante y el agua

publicado a la‎(s)‎ 1 abr. 2016 10:20 por Tadeus Zimm


Por mucho que la recorras, Gante siempre acaba por sorprenderte.... E incluso, vista a ras de agua a veces hasta se entiende mejor... Y es que en buena parte es una ciudad construida desde el agua. Por el agua venía la lana (desde Inglaterra y desde Castilla) con la que iban a hilar los mejores paños que había conocido el mundo. Y precisamente por el agua iban a salir luego para llegar hasta los lugares más lejanos. 

Cuando en la Edad Media un extranjero llegaba a Gante desde el agua no podía dejar de asombrarse al llegar al puerto más deslumbrante. Y es que Gante había reservado para su puerto sus edificios más esplendorosos. Como un auténtico muestrario de riqueza y de sensibilidad.

Recorrer los muelles a pie es una delicia. Hacerlo en barca es una experiencia. Uno se siente tentado a pensar que es un milagro que todo esto haya llegado hasta nuestros días... Aunque, bien pensado, lo auténticamente maravilloso es que todo esto haya podido existir alguna vez...