blog‎ > ‎

Buenas noches desde Gante

publicado a la‎(s)‎ 18 dic. 2015 10:35 por Tadeus Zimm


Gante por la noche tiene una iluminación de esas de dejan huella. No es que sea muy brillante, sino que está llena de matices. Es una iluminación que hace aflorar los sentimientos. Blancos, grises, dorados, negros... Sí, negros... Porque en Gante los negros son profundamente negros. La ausencia de luz forma parte de la iluminación...

Además, sobre todo si vas entre semana, el silencio y los ecos son el complemento ideal para perderse. Porque el silencio también se puede escuchar. Es una experiencia extraña... Al principio, cuando paseas por esas desiertas sientes que la ciudad es para ti solo. Pero luego empiezas a cruzarte aquí y allá con otras personas que también la van recorriendo sin prisas... Y entonces sientes una gran complicidad. No sabes quiénes son, ni de dónde vienen, ni siquiera sabes qué lenguas hablan... Pero sientes que por un instante, todos habéis compartido una misma experiencia.