blog‎ > ‎

La seducción y el deseo inalcanzable

publicado a la‎(s)‎ 17 jun. 2013 7:47 por Comunicación Tadeus Zimm

Chocolatería en Gante


...Y al llegar la noche supe lo que es la seducción y el deseo inalcanzable... En medio de la oscuridad de la calle, una tienda de chocolate, perfectamente iluminada, impecablemente colocada... y absolutamente inalcanzable... como en un sueño... o en la peor de las pesadillas...

En Gante, al igual que ocurre en Brujas, la noche tiene un alma especial, como si los fantasmas que habitan la ciudad se divirtiesen al enredar por los rincones. A veces es un eco, otras es un olor y otras, en fin, la más pura y sublime tentación disfrazada de una simple tienda de chocolate...

Como si hubiera estado esperando durante todo el día para vengarse de la humillación a la que la sometí unas horas antes cuando pasé por este mismo lugar sin dedicarle si siquiera una mirada fugaz. En la oscuridad circundante, esa luz, esos colores rojos y ese endiablado rótulo luminoso, a la vez promesa de mil placeres y constancia de la más absoluta prohibición...

A la mañana siguiente no me atreví a pasar por allí...




FOTO: En Gante, Plaza Sintbaafsplein, frente a la fachada trasera de la Lonja de los Paños