blog‎ > ‎

Brujas, tras la tempestad

publicado a la‎(s)‎ 4 jun. 2016 0:24 por Tadeus Zimm


Lo bueno que tienen las tempestades de lluvia en Brujas es que después de ellas vuelve la calma... Y es reconfortante... Muy reconfortante... Cuando estás en el fragor de las tormenta llegas a pensar que de ésta, la ciudad va a salir dañada, que es imposible que pueda sobrevivir ese precario mundo que has vivido en tus paseos por las casas que emergen del agua, bajo los árboles del Beaterio, en el pequeño lago del Minnewater... en todos y cada uno de esos pequeños rincones...

Y sin embargo cuando vuelve a salir el sol y las aguas recuperan su calma parece como si nada hubiera ocurrido. Y te das cuenta de que esos mil y un reflejos a los pies de las casas de sus canales que parecían la cosa más frágil del universo tienen toda la fuerza de los siglos... Te das cuenta de que esta ciudad es como es por todo lo que un día tuvo y por cómo todo ello ha sabido sobrvivir.

Historia, tiempo, supervivencia, sensaciones... un cóctel perfecto para una mañana de principios de junio...