LA GUÍA DE BRUSELAS. 4 


Marx... Victor Hugo... Verlaine...
Aquí mismo se vivió la Historia


Verlaine en Bruselas


Ahora que ya conoces la Grand Place y las Galerías Saint Hubert, es hora de que eches un vistazo a su cara menos conocida. Te espera un viaje a los escenarios donde Marx y Engels escribieron el Manifiesto Comunista, al lugar donde Victor Hugo estrenó Los Miserables y a los lugares donde Verlaine y Rimbaud desarrollaron uno de los episodios más famosos y truculentos de la historia de los poetas malditos... Porque detrás de estas piedras se esconde mucha Historia pero, sobre todo, mucha, mucha vida.


Habíamos dejado a Karl Marx junto a las Galerías Saint Hubert camino de la Grand Place. Era un camino que repetía casi a diario en los tres años que vivió en Bruselas. Desde su casa en el barrio de Ixelles al café de la Grand Place en el que compartía tertulia con su amigo Engels y otros jóvenes aspirantes a revolucionarios.

Y fue al calor de esos apasionados debates donde ambos fueron "cociendo" uno de los libros que iban a cambiar el rumbo de la Historia: el Manifiesto Comunista.

El sitio todavía existe. Era el Café del Cisne, hoy convertido en un gran restaurante. Así que si estás dispuesto a pagar una buena comida, estarás entre las mismas paredes donde se "cocinó" el marxismo... aunque, eso sí, hoy bastante más lujosas que entonces... (no tiene pérdida; justo a la izquierda del Ayuntamiento, con un cisne esculpido sobre su puerta). Ésta es su página web: www.lamaisonducygne.be


Grande Place


En el siglo XIX los cafés eran los lugares por excelencia para la tertulia y hasta para la conspiración. Y en aquella época, éste era un café-hostal que albergaba la animada tertulia de un grupo de jóvenes que entre charla y charla fueron dando forma a lo que años más tarde serían el movimiento obrero y el socialismo.

En la puerta del restaurante, unas placas dan más o menos cuenta de estos acontecimientos. La que hace referencia a Karl Marx es mi debilidad. No dice que aquí fue donde se leyó por primera vez el Manifiesto Comunista o que Marx y Engels hicieran del sitio una especie de incubadora de la revolución.

Dice simplemente que aquí fue donde Marx pasó la Nochevieja de 1847 a 1948. Bueno... no se puede negar que eso también ocurrió...

Marx en Bruselas
Grande Place

Por cierto, la espectacular casa donde está el Café del Cisne tiene además un pequeño "pecado original" que, de alguna forma la convierte en la oveja negra de la plaza.

Es diferente a todas las otras, con su tejado abuardillado y su estilo Luis XIV (sí, el mismo Luis XIV que bombardeó la plaza...). Y es que fue construida por un francés... que dejó su sello para siempre... tanto metafórico como físico, porque además del estilo, dejó sus iniciales grabadas en letras doradas bien grandes sobre el balcón del segundo piso. ¿Las ves?

Años después la casa fue comprada por la corporación de los carniceros (y por eso en la parte de arriba pone "Maison des Bouchers" -casa de los Carniceros-), hasta que se convirtió en el siglo XIX en el café-hostal que frecuentó Marx.


Grande Place Bruselas


Marx estuvo viviendo en Bruselas entre 1845 y 1848. Había venido con su mujer y con su hija, y aquí nacieron otros dos hijos. Venía huyendo de Alemania y de Francia de donde le habían expulsado por sus actividades revolucionarias. Para 1848 ya había llamado también aquí la atención lo suficiente por el mismo motivo y también tuvo que irse. El Café del Cisne perdió un cliente y el recorrido entre la plaza y las Galerías un asiduo paseante.

Víctor Hugo y Los Miserables

Sin embargo, y sin saberlo, pronto alguien iba a tomar el relevo en aquello del paseo. Tres años después, un respetable personaje de cabello y barba blanca, volvía a hacer casi el mismo recorrido entre la Grand Place y las Galerías Saint Hubert. Era Víctor Hugo, que también había huido de Francia por razones políticas y había entrado en Bélgica con un nombre falso. Le seguía su amante, la actriz Juliette Drouet, quien escondido entre su equipaje traía el manuscrito a medio hacer de otro de los grandes libros del siglo: Los Miserables.

Víctor Hugo se instaló primero en la llamada Casa de los Duques de Bravante, la gran casa que ves si giras la vista a tu izquierda, en el portal número 16. Mientras tanto, su amante se alojaba discretamente en un apartamento de las Galerías... De ahí, en parte, los paseos... Pero no, no era éste el único motivo del trasiego, porque en las Galerías tenía también el café donde estaba su tertulia. Dos pasiones puerta con puerta.

Grande Place Bruselas


La casa en la que se instaló el escritor tenía (y tiene) una fachada espectacular que ocupa todo el lado de la plaza. Y aunque parece un palacio, en realidad no lo es. Son seis casas independientes a las que se dio una fachada común para hacerlas más impactantes.

Y lo del nombre le viene simplemente porque, para redondear la faena, se adornó su piso principal con bustos que representan a los Duques de Bravante (Bruselas fue la ciudad más importante de lo que un día fue el ducado de Bravante).

Por cierto, fíjate en los últimos y trata de identificar a varios reyes de España: Carlos I, Felipe II, Felipe III, Carlos II... (no es difícil... lo pone debajo).

Durante sus reinados estas tierras formaban parte de la corona española, y por tanto ellos fueron los legítimos Duques de Bravante en su tiempo. Y si ya has estado en Brujas, entonces también reconocerás a los tres anteriores: Felipe el Hermoso, su madre María de Borgoña y su padre Maximiliano de Austria...

Víctor Hugo gozaba, pues, de una casa espectacular y unas vistas no menos grandiosas, pero con un frío que pelaba, porque no tenía calefacción. Así que unas semanas después se trasladó a la vecina casa de la Paloma, en el número 26-27, donde ya podía calentarse en una de las habitaciones.

Camina hacia ella y busca por su fachada las dos inscripciones que recuerdan que en ella vivió Víctor Hugo (pistas: una en la entrada y otra sobre el segundo piso). Allí estuvo hasta el verano siguiente en que marchó a la isla de Jersey, en el canal de la Mancha.


Grande Place Casa Victor Hugo
Casa Victor Hugo Bruselas



Nueve años después sin embargo volvió a Bruselas, ésta vez para terminar de escribir Los Miserables. Al final la obra se imprimió aquí en Bruselas y se presentó por todo lo alto en marzo del año siguiente. Fue un éxito arrollador. Tanto, que su hijo hizo una adaptación para el teatro y se estrenó... ¿dónde? No podía ser en otro sitio: en el sitio más chic de la capital, en el Teatre Royal des Galeries... en las Galerías Saint Hubert.


Teatro Galeries Saint Hubert

Aquí se estrenaron Los Miserables

Tal vez sea bueno, pues, seguir el recorrido que tantas veces hizo don Victor y revisitar por un momento ese terreno ya conocido, para disfrutarlo ahora con otra mirada.

El teatro en el que se representó por primera vez Los Miserables continúa hoy funcionando en el número 32 de la Galería del Rey.

Es el que ves en la foto. El estreno fue en enero de 1863 y por estos arcos se dejó ver "el todo Bruselas".

Hoy, justo 150 años después, nuevas versiones de Los Miserables siguen triunfando en los escenarios... Por cierto, si entras al teatro no dejes de fijarte en el techo. Verás unas nubes muy "magrittianas" pintadas por el propio Magritte... otro bruselense de pro.


Taverne du Passage

... Y aquí intrigaba Victor Hugo


Y muy cerca del teatro, el café donde el escritor tenía su tertulia. Era el Círculo Artístico y Literario, otro antro de conspiración donde se reunían los refugiados políticos franceses que había en la ciudad. 

El local sigue abierto, convertido hoy en la Taverne du Passage. Si entras podrás sentir los ecos de aquel pasado mítico y de paso rendir un sentido homenaje a esta pequeña (o gran) historia, degustando el plato "nacional" bruselense: los "moules frites", o sea, la espectacular cacerola de mejillones en salsa acompañados de patatas fritas. Sublime.

Verlaine, lo nunca visto

Llega el momento de visitar los escenarios de la última de nuestras tres historias. Como te decía antes, el más famoso y truculento episodio de la historia de los poetas malditos franceses. Aquél en el que el siempre atormentado Verlaine disparó sobre su amigo Rimbaud y acabó dos años en la cárcel condenado por... pederastia.

Armería Verlaine La historia comenzó aquí mismo -cómo no- en las Galerías, 10 años después de aquel estreno teatral. Era el 10 de julio de 1873.

Nueve de la mañana. El poeta francés Paul Verlaine entra en las Galerías y se dirige a la armería Montigny, que se encuentra en el número 11 de la Galería de la Reina (hoy hay un restaurante de la cadena Le Pain Quotidien). Allí compra una pistola de seis balas y una caja con 50 cartuchos.

Con la pistola y la munición en el bolsillo se dirige a su hotel, muy cercano a la Grand Place, y hacia donde nos vamos a dirigir dentro de un momento.

Pero Verlaine no va derecho al hotel. Con su pistola y su caja de balas en el bolsillo hace un exahustivo recorrido por los cafés de la zona hasta medio día. Cuando llega al hotel va completamente borracho.

Días antes había escrito cartas a su madre, a su esposa, a su amigo (y amante) Rimbaud diciendo que quería poner fin a su vida. Por eso en el hotel le espera Rimbaud, que había acudido a Bruselas tras aquellas inquietantes cartas. Ambos bajan al Café des Brasseurs, en la Grande Place.

Momento que aprovechamos nosotros para dirigir hacia allí nuestros pasos. El Café des Brasseurs (el Café de los Cerveceros) es la casa que hay justo a la izquierda del Café del Cisne, el de Marx (fíjate en su nombre, en la parte de arriba de la casa). Allí hablan, discuten y vuelven de nuevo al hotel. Está apenas a 50 metros. Nos dirigimos hacia allí.


Maison des Brasseurs Bruselas


Sal de la Grand Place por la calle que hay a la izquierda de la Maison des Brasseurs, unas calles que, hoy como ayer, están repletas de bares y restaurantes, y que habían sido testigos de la tormentosa mañana del poeta. El Hotel ya no existe, pero una placa de piedra a la izquierda de una tienda que ocupa su lugar conmemora los hechos. Número 1 de la Rue des Brasseurs.


Hotel Verlaine-


Allí Rimbaud dice que está harto y que se vuelve a Londres. Discuten y entonces Verlaine le dispara. Primero en un brazo y luego otro disparo al suelo.

La historia sigue, se retuerce, se complica... y finalmente a las ocho de la tarde Verlaine es detenido y conducido a la prisión Amigo, que es justo el edificio de ladrillos rojos que hay en la acera de enfrente (hoy es el exclusivo Hotel Amigo).

Amigo

El proceso judicial que siguió fue tan rápido como intenso y humillante. El disparo acabó siendo lo de menos. El juez ordenó que se examinase el cuerpo del poeta en busca de "huellas de pederastia" y, según dijeron los informes... fueron encontradas...

No había pasado un mes cuando ya había sido condenado a dos años de cárcel y trasladado a la prisión de Mons. Verlaine tenía 42 años, Rimbaud, 19... y la historia entre ambos estaba lejos de haber terminado.






 
flecha a la derecha



Mapa del recorrido









Mapa de Bruselas: Marx, Hugo, Verlaine

Un camino de ida y vuelta... y algo más

En la Grand Place encuentras el Café del Cisne justo a la izquierda del Ayuntamiento. Las casas de Victor Hugo están en los dos laterales siguientes, en sentido inverso a las agujas del reloj.

Saldrás de la Grand Place por el mismo sitio que en el capítulo anterior, por la Rue de la Colline, pero ahora vas a ir directamente a las Galerías Saint Hubert. Allí verás el Teatre Royal des Galeríes casi al final. Luego irás recorriendo las Galerías de nuevo en dirección a la Grand Place para pasar por delante de la Taverne du Passage y por el Pain Quotidien donde estaba la armería de Verlaine. Por el camino podrías enredarte en el museo de las cartas y los manuscritos...

De nuevo en la calle, entra en la Grand Place hasta la Maison des Brasseurs, que es justo la que está la izquierda del Café del Cisne. Hoy, en honor a su nombre, en su interior está el museo de la cerveza, así que ya sabes...

Terminas el recorrido saliendo de la Grand Place por la calle que está justo a la izquierda de la Maison des Brasseurs (justo por delante del Hard Rock Café). Luego, tuerces por la primera a la derecha (Rue des Brasseurs). Allí estaba el hotel y ahí estála placa, en la esquina,  junto al hotel Amigo.





Compártelo
logo facebook


Descárgate gratis






























PUBLICIDAD