blog‎ > ‎

El castillo de Cochem

publicado a la‎(s)‎ 11 sept. 2015 10:13 por Tadeus Zimm


El Castillo de Cochem es uno de esos lugares de cuento que llenan Alemania. Tan perfecto que no puede ser verdad... o tan verdadero que acaba siendo perfecto... vaya usted a saber...

El caso es que ahí, en lo alto de esa colina ha habido un castillo desde hace más de mil años. Y como suele suceder con los castillos, fue sitiado, asaltado, bombardeado... destruido... reconstruido... Tantas veces destruido y reconstruido que hoy no quedan muchas cosas de la construcción más o menos original... Pero como también suele suceder, cada vez que se reconstruía se trataba de hacer un poco mejor, un poco más fuerte, un poco más bello...

Y así llegamos a la Edad de Oro del Romanticismo alemán... Allá por la segunda mitad del siglo XIX. La Edad de Oro de sus castillos, que fueron resurgiendo en lo alto de las colinas.

Los valles del Rin y del Mosela son particularmente fructíferos. El paraíso de los castillos de cuento...

El de la imagen es, como te decía, el castillo de Cochem, a orillas del río Mosela, un afluente del Rin que se une con éste en la cercana ciudad de Coblenza. Rodeado de viñedos, es un lugar para ver y para saborear... Como todos los demás.

El castillo cuenta con una buena colección de historias, pero es uno de esos lugares en los que la mejor historia es la que puedes inventar. No resulta difícil pensar en personajes siniestros, noches de tormenta, puertas que crujen, velas que se apagan...

Luego, después de la ensoñación, para recuperar el aliento, en la imagen tienes también las pistas: un paseo en bicicleta, o en barco, o en lancha... tal vez a pie por la calle de las tabernas, entre tiendas de panes y salchichas...

¿Hace falta algo más?

En algún momento tal vez recuperemos las andanzas de Tadeus Zimm por los valles del Rin y del Mosela...