LA GUÍA DE BRUJAS. INFO PRÁCTICA


La visita al Begijnhof



Brujas, entrada al Beaterio
El Begijnhof se visita de forma libre. No hay que pagar entrada. Está abierto desde las 9 de la mañana hasta las seis de la tarde. Esto significa que en invierno tienes la posibilidad de visitarlo completamente de noche y en verano en cambio cuando cierra quedan todavía más de cuatro horas de sol.

Al Beaterio puedes entrar y salir por cualquiera de sus dos puertas, aunque te recomiendo entrar por la puerta blanca que hay al final del pequeño puente en el Minnewater (la de la imagen).
 
En su interior, además de pasear por el patio central, puedes visitar la capilla (si no hay función religiosa en esos momentos) y un pequeño museo (aquí sí hay que pagar una entrada).

Es muy importante (y obligatorio) guardar silencio durante toda la visita. El silencio aquí forma parte del lugar.










Compártelo
logo facebook