GUÍA DE AMSTERDAM.  Los Reinos Paralelos


16. El Barrio de las Luces Rojas



Las cosas claras. El Barrio de las Luces Rojas de Amsterdam es el barrio de la prostitución. El barrio de los espectáculos con porno duro en directo y tiendas con todo tipo de artilugios para la ocasión... Pero dicho esto, no te asustes... Con independencia de la opinión y de las sensibilidades que pueda tener cada uno respecto a estos temas, el Barrio de las Luces Rojas de Amsterdam es ante todo un espectáculo. Lejos de ser un lugar sórdido y peligroso, cada día es también el punto de cita de miles de personas... parejas, grupos de amigos... ¡familias! ... que vienen a conocer... y a opinar... sobre este espacio único. 


El Barrio de las Luces Rojas se organiza en torno a dos canales que seguro que recordarás de cuando hiciste este recorrido a la luz del día. El Oudezijds Voorburgwal y su "hermano", el Oudezijds Achterburgwal. Y se extiende por las pequeñas callejuelas que los unen. Aunque de día ya tienen algún tipo de actividad, lo mejor es venir por aquí al caer la noche.

No para esconder nada... que aquí no hay nada que esconder... Sino para vivir el barrio en su ambiente... como uno de los muchos turistas que lo hacen a diario... Muchos más turistas que "usuarios" propiamente dichos, todo hay que decirlo . Un ambiente más dominado por la curiosidad que por el morbo.


 


Y es que, claro, estás en Amsterdam. Y ya sabes que en este lugar las cosas simplemente se viven de otro modo. Salvando las distancias, con la prostitución ocurrió algo de alguna forma parecido a lo que ocurrió con los coffeeshops y las drogas "blandas". Mejor encauzar que prohibir. Así nacieron esos escaparates con luces rojas donde las prostitutas podían ejercer su trabajo de forma regulada y bajo el amparo de las autoridades.

No vamos a entrar aquí en valorar el oficio... probablemente el debate más antiguo del mundo... Simplemente a dejar constancia de lo que cada noche sucede en el corazón de Amsterdam.

Las autoridades locales ponen mucho cuidado en que las cosas no se vayan de control. Por ello, además de las lógicas medidas de protección de trabajadores y visitantes, han impulsado que se instalen en la zona locales que no tienen que ver con el negocio de la prostitución, en especial bares y cafés, que favorecen el "mix" que se vive aquí cada noche.



 
Uno de los últimos locales en inaugurarse ha sido el Museo de la Prostitución, el Red Light Secrets, donde, de forma desinhibida, se ofrece una interesante muestra en torno a este eterno oficio.

Desinhibida... esa es la palabra que tal vez mejor define la actitud con la que acercarse a este fascinante mundo. 


  


Respecto al "negocio" original, funciona como puedes imaginar. Señoritas muy ligeras de ropa tratan de seducir a los paseantes desde esos "escaparates", y, si hay trato, el servicio se presta ahí mismo, en la intimidad del "backoffice". Hace algún tiempo se intentó ampliar la oferta con chicos... pero la cosa no funcionó como se esperaba...

Se suele decir que el segundo de los canales, el Oudezijds Achterburgwal tiene un nivel más alto, y sus escaparates estarían por ello más cotizados...




Al final, como casi todo en Amsterdam, se trata de una cuestión de convivencia... Y tal vez, como mejor ejemplo de esa convivencia, valga la foto que cierra el capítulo. En ella se ve cómo los escaparates de luces rojas literalmente rodean a la iglesia más antigua de Amsterdam, la Oude Kerk. Seguro que la recuerdas de cuando pasaste por aquí de día. Ahora... en su ambiente... La más vieja iglesia junto al más viejo oficio... Cada uno con sus propias luces... En el fondo no es tan surrealista como pueda parecer. Fiel al espíritu de Amsterdam, tal vez desde el interior de la iglesia piensen que si quieres que las cosas no se descontrolen, mejor tenerlas cerca...



El Mapa del Recorrido

PINCHA SOBRE LOS MAPAS PARA AMPLIARLOS  Mapa de Amsterdam 16

El Barrio de las Luces Rojas


Mapa de Amsterdam 16 Mapa de Amsterdam 16-02


El Barrio de las Luces Rojas está dentro del "Segundo Reino" de nuestra historia. Por tanto, a cinco minutos de la Plaza Dam. Se organiza en torno a dos canales: la parte final de Oudezijds Voorburgwal y Oudezijds Achterburgwal, y las calles que los comunican. Sin más complicación... Este segundo podría considerarse el principal, aunque sea más estrecho que el otro... Tal vez por eso...

El "barrio" está delimitado por dos calles de "luces blancas", Warmoesstraat y Zeedijk, una continuación de la otra, también con ambiente nocturno, pero ya más... "convencional"... (en amarillo, en el mapa).



Da una oportunidad a la magia...






flecha a la derecha