LA GUÍA DE GANTE. 4


Acto II.

El orgullo en los triunfos...
y en las derrotas





En la siguiente plaza hay un edificio que ya desde lejos te atrapa y te lleva en volandas hacia ella. Es el Belfort, la espectacular torre símbolo de las libertades de la ciudad. 

Desde lo más alto un dragón dorado vigila noche y día.






La libertad era el mayor tesoro para los burgueses. Sabían perfectamente que el mundo que habían creado sólo podía sobrevivir si eran capaces de mantener  esas libertadas. La libertad había generado la riqueza, y la riqueza necesitaba libertades para seguir creciendo.


Estás en el verdadero corazón político de Gante. Y, como ya has adivinado, aquí vamos a hablar de libertades... y de su pérdida.


Si las plazas anteriores eran el símbolo del trabajo y el dinamismo de estos burgueses mercaderes y artesanos, esta plaza es el símbolo de las libertades... Pero al mismo tiempo -y justo por eso- fue también el lugar donde de llevó a cabo el mayor acto de humillación que haya sufrido nunca la ciudad.


Hoy los ganteses están fuertemente orgullosos de esas victorias... y de esas derrotas. Son de esos pueblos que han hecho de la derrota un motivo de orgullo. Porque dicen que la derrota no es el fin de una lucha, sino el comienzo de la siguiente.


¡Arriba el telón!



Mapa del recorrido








El Belfort te guía

El siguiente acto se desarrolla justo a las espaldas de la Iglesia de San Nicolás. Así que no tienes más que avanzar siguiendo su lateral, por Catalonienstraat. 

Delante de ti tienes el Belfort. No necesitas más referencias.



Compártelo
logo facebook



Descárgate gratis





PUBLICIDAD