blog‎ > ‎

Los Castillos del Rin (IV). El caso de los dos ríos que no se juntan...

publicado a la‎(s)‎ 7 jul. 2017 5:20 por Tadeus Zimm   [ actualizado el 7 jul. 2017 5:41 ]


¿Lo ves?... Desde el Castillo Ehrenbreitstein, junto a Coblenza, tienes una espectacular vista de pájaro de la desembocadura del río Mosela en el Rin... y por eso es el mejor lugar desde el que observar su gran curiosidad: y es que ambos ríos no se unen, sino que durante cientos de metros sus corrientes corren paralelas sin juntarse. En la imagen puedes ver las aguas más oscuras del Mosela justo en el momento en el que desembocan en el Rin (en la parte inferior de la foto, de aguas de color más claro). Como puedes ver, ambas están perfectamente separadas. 

La explicación es que cada río llega a este punto con su propia historia, y las aguas de ambos tienen composiciones y densidades diferentes, por lo que necesitan un cierto recorrido y unas buenas corrientes para ir fundiéndose poco a poco.

¿Dónde puedes tomar esta foto? La imagen está tomada desde el propio Castillo Ehrenbreitstein. Pero si quieres ver el fenómeno más de cerca, no tienes más que bajar a Coblenza y pasear por el magnífico paseo que puedes ver en la desembocadura misma (en Konrad-Adenauer-Ufer), con forma de proa de barco, que te permite recorrer las orillas de ambos ríos y hacerte una foto "a lo Titanic" en la punta.