LA GUÍA DE BRUJAS. INFO PRÁCTICA


Los horarios en Brujas



Brujas de noche
En Brujas, al igual que en toda esta parte de Europa, hay que prestar mucha atención a los horarios, que son bastante diferentes de los de los países mediterráneos. Los museos suelen cerrar sobre las cinco de la tarde (o incluso antes) y el comercio entre cinco y seis (salvo algunas tiendas para turistas que permanecen abiertas algo más). Por tanto, es importante planificar las visitas y dejar para después de las seis los paseos tranquilos y los chocolates calientes (o las cervezas). Comprueba, no obstante, con antelación los horarios de cada lugar que pretendas visitar porque hay casos muy especiales.

El cierre del comercio significa normalmente la desaparición de la gente de las calles. La falta de "ambiente" se compensa sobradamente con el placer de disfrutar casi a solas de muchos rincones.

Esta "falta de ambiente" se puede notar especialmente entre las seis y las ocho (desde que cierra el comercio hasta que la gente sale a cenar).  En el norte de Europa la vida en los interiores es muy rica (en familia o con los amigos). Puede que no veas a nadie por la calle y en cambio los restaurantes estén llenos.

La cosa cambia mucho en función de la estación del año. En verano cuando cierra todo aún quedan muchas horas de sol; en invierno en cambio, a las cinco es completamente de noche. Un paseo por Brujas a las seis de la tarde te puede dar la impresión de estar a las tres de la madrugada...



Compártelo
logo facebook