LA GUÍA DE GANTE. 16


Epílogo.

El espectáculo ha finalizado... ¿...o no?




La historia ha terminado. Ahora llega el momento de hacer el breve paseo que te lleva hasta el punto de partida, al puente de San Miguel, sobre los muelles del Grano y de las Hierbas.


¡Cuánto han cambiado las cosas desde que iniciaste el camino!








Déjate seducir por el paseo. La ciudad ya no tiene secretos para ti... o si los tiene, ya sabes cómo te los puede revelar. Encuentra la íntima vista de la Lonja de la Carne desde el otro lado del río o piérdete en alguna maravillosa tienda.  


Saborea una vez más los muelles y sube al puente. Estás en el punto en el que comenzaste tu visita. Pero, ¡que diferente es ahora! 


Recrea por un instante toda la aventura. Delante de ti están los escenarios de los cinco actos. Debajo, por supuesto, los muelles con su incesante actividad; a la derecha, la torre de la iglesia de San Nicolás, con sus historias de burgueses... y sus magias; a su derecha el Belfort con su dragón dorado y sus libertades, y justo debajo la Lonja de los Paños; detrás, la torre de la catedral con su gran tesoro. Sobre los muelles, la ciudad de las pequeñas y grandes cosas de cada día, tan viva, y detrás, como emboscado, vigilando todo desde lo alto, el castillo de los condes de Flandes, el Gravesteen, orgulloso de todo lo que muestra... y de todo lo que esconde...



  


¿Final o comienzo?

Has llegado al final. Pero antes de partir, no te vayas sin vivir la magia de Gante por la noche. Como suele suceder, es otra historia...

Y un último apunte. Si en el Gravesteen te has dejado llevar por el mundo de las leyendas, entonces estás preparado para una nueva experiencia.

Tal vez sea el momento de que sigas el camino que abrieron aquellas viejas tarjetas postales y enfiles la ruta de los bosques del río Semois en Bouillon. Haz el Camino de las Leyendas. Pero ten en cuenta que allí los ojos ya no son suficientes... aunque creo que ya sabes cómo hay que hacer...

Parte en busca de cruzados, de gigantes, de hadas, de hechiceros y hasta de poetas malditos. Te adentrarás en bosques espesos y ríos serpenteantes. Esta vez ya no es una ciudad; es un camino, y debes hacerlo tuyo. Pero ya has aprendido cómo hacerlo. Ése es tu próximo reto.

Señoras, señores, ahora sí, el espectáculo ha finalizado...

...¿o tal vez no?




Mapa del recorrido








Mapa de Gante 16

El final del camino

Desde el Castillo, cruza el canal (no olvides mirar por los dos lados del puente) y toma por la primera calle a la izquierda. Te llevará directamente a los antiguos muelles del Graslei y Korenlei, donde comenzaste esta aventura.

Antes de llegar, no pases de largo por la espléndida vista de la Lonja de la Carne y el río que encontrarás hacia la mitad de la calle.

Una vez en los muelles, ya sabes el camino hacia el puente de San Miguel, que ves justo al fondo.



Compártelo
logo facebook



Descárgate gratis






PUBLICIDAD