LA GUÍA DE BRUJAS. 8


Un rincón mágico
que habla español



Detrás de la iglesia de Nuestra Señora está uno de mis rincones favoritos de Brujas. 

En él, además, se rinde un sencillo homenaje a uno de los más importantes pensadores y humanistas españoles: el valenciano Luis Vives, que pasó aquí mismo más de la mitad de su vida.





Para llegar hasta aquí rodea la iglesia, recorriendo su lateral derecho (si miras desde la fachada), cruza bajo un arco, y llega a un pequeño canal.

Merece la pena que te recrees en estos rincones. Es un lugar sacado del tiempo. Verás gente que entra y que sale, barcas que llegan desde no se sabe muy bien dónde y que parten hacia idéntico misterio, como si fuesen pasajeros condenados a ir y venir eternamente...


Ahí, a la derecha, junto al canal hay un pedestal con un sencillo busto en el que se recuerda a Juan Luis Vives con textos en castellano y en flamenco. Es una escultura sencilla en un lugar absolutamente lleno de encanto







Una vida intensa



Cuando Luis Vives nació en Valencia, habían pasado pocos meses desde que Colón descubriese América... y los Reyes Católicos expulsasen a los judíos de España.

Eran malos tiempos para nacer... ya que sus padres eran judíos. Bueno, oficialmente ya no lo eran porque se habían convertido al Cristianismo... pero eso no les sirvió de nada porque siempre vivieron con la sospecha sobre sus cabezas.

Cuando Luis tenía 15 años su madre murió por la peste, y un año después se marchó de España, a estudiar a París. Ya nunca más volvió.

Sus padres eran acomodados comerciantes en paños (el negocio que había creado el esplendor de Brujas), y mantenían relaciones con otros comerciantes valencianos que vivían aquí.

Así que a los 21 años se instaló en Brujas. Fue en 1514, curiosamente al mismo tiempo que llegaba a la cercana iglesia de Nuestra Señora la "madonna" de Miguel Ángel.


Duros tiempos 


Aquí pasaría la mayor parte de su vida. Ni pensar en regresar a casa. En 1524 su padre era quemado por la Inquisición y cuatro años después los restos de su madre fueron desenterrados y también quemados en público. ¡Duros tiempos!

Luis Vives fue uno de los pensadores más importantes de su tiempo. Sus ideas sobre la educación, sobre psicología o filosofía tuvieron un gran impacto en toda Europa y siguieron vivas durante siglos.

Murió a los 48 años. Había escrito mucho y sus obras eran reconocidas. Fue enterrado con todos los honores en la antigua Catedral de Brujas. Lamentablemente su tumba desapareció en tiempos de la Revolución Francesa... junto con la propia Catedral. Pero eso lo verás un poco más adelante...



Es tiempo de sentir

Ahora, disfruta de este sitio sin tiempo. No hay un solo rincón que no sea extraordinario. Cruza el canal y explora cada detalle desde la otra orilla. Estás en una especie de recinto vallado. Asoma la cabeza al exterior por sus puertas, pero no hace falta que te alejes. Luego regresa. Vuelve a cruzar el canal. Justo al lado del puente puedes ver la que se dice que es la ventana gótica más pequeña de Europa. Búscala en el gran muro de ladrillo.

Cuando quieras salir de este pequeño mundo, vuelve junto a la iglesia de Nuestra Señora y termina de rodearla. Pasa bajo un arco que hay en el lado opuesto al que entraste.

Esta puerta, al igual que las otras que delimitan el recinto, se cierra por la noche. Como si este espacio, que durante el día está expuesto al paso del tiempo, necesitase de la noche para volver a encerrarse en sí mismo y recuperar su esencia...

Una vez que atraviesas el arco, a tu derecha se abre el patio de entrada al palacio Gruutuse, la suntuosa residencia de una de las familias más adineradas de Brujas. Ya puedes imaginarte lo que debió de ser esta ciudad.

El rincón es absolutamente delicioso, con el palacio, la impresionante vista de la torre de Nuestra Señora, ahora sí, en todo su esplendor, el canal, la maravillosa escultura de la luna... e incluso el pozo de los deseos...



























Mapa del recorrido









Mapa de Brujas 8


Dos finales y unas puertas que cierran por la noche

Este camino tiene también dos finales. Haz primero el 8a y luego ve al 8b. 

Para llegar al primero basta que recorras el lateral derecho de la Iglesia de Nuestra Señora. Llegarás a un arco. Una vez que lo atravieses accederás al lugar de la primera foro. 

Cruza el canal y descubre el pequeño patio/parque que hay enfrente. Luego vuelve a cruzar el canal y sal por el arco que hay junto al lado opuesto del ábside de Nuestra Señora.

IMPORTANTE. Tanto el arco por el que has entrado como por el que has salido suelen cerrar por la noche, al igual que las puertas de los muros que rodean el patio/parque. Por lo tanto todo este espacio queda cerrado. De noche te queda el recurso de verlo en parte desde el tramo del canal que hay junto al palacio Gruutuse.


Da una oportunidad a la magia...






flecha a la derecha



INFO PRÁCTICA







PUBLICIDAD