blog‎ > ‎

Cuando el otoño llega a Brujas...

publicado a la‎(s)‎ 22 sept. 2017 3:29 por Tadeus Zimm   [ actualizado el 22 sept. 2017 3:34 ]




Esta semana ha llegado el otoño a Brujas. Sin lugar a dudas, la mejor de sus estaciones.

Esta ciudad tiene un punto de nostalgia al que le sientan muy bien estos meses... Pronto, los árboles, los paseos y el agua de sus canales se van a llenar de hojas. Amarillas, rojas, de todos los tonos posibles de ocre... Y la ciudad va a latir de otro modo... casi como si fuera un ser vivo.

Una experiencia para la vista -por supuesto- ... pero también para el oído... Porque los ecos también suenan distinto en otoño. 


LOS ECOS DE BRUJAS...

Hemos hablado muchas veces de los ecos en Brujas... Son una de sus maravillas, y sin embargo miles de turistas abandonan la ciudad sin haber sido conscientes de que los han acompañado durante su viaje... Tal vez sea porque en sus guías no se habla de ellos... ¿Qué ver? ¿Qué hacer? ¿Dónde comer? ... No les dicen ¿Qué escuchar?... ni por supuesto ¿Cómo escuchar?...

Y es que en Brujas, como en tantos otros lugares, hay que saber parar, saber cuándo es momento de dejar a un lado las guías, cerrar los ojos y abrir los oídos... Algo -es cierto- a lo que los habitantes de las ciudades no solemos estar demasiado acostumbrados...

Pasos, cascos de caballo, bicicletas, campanas lejanas... incluso el motor de un coche que se aleja llega a sonar diferente...

En la imagen, el Peerdenburg, uno de los dos puentes más antiguos de la ciudad, sobre el Groenerei, el Muelle Verde. Un buen lugar donde aprender a cerrar los ojos y abrir los oídos...

Ya nos contarás tu experiencia... Aquí o al lado de casa...