blog‎ > ‎

El paseo de la mañana

publicado a la‎(s)‎ 20 ene. 2017 3:37 por Tadeus Zimm   [ actualizado el 20 ene. 2017 3:50 ]


Día de invierno. Sol y frío. Ropa de abrigo, botas, un gorro, bufanda al cuello... y a dejarte llevar por Brujas... No te engañes. Aquí, junto al Mar del Norte, invierno + sol = frío. El sol nunca llega a calentar... Pero eso no tiene por qué ser un problema. Nada que no pueda arreglar la vestimenta adecuada (tampoco excesiva), un chocolate caliente y unas paradas bien escalonadas...

Al sol le cuesta calentar, le cuesta iluminar... incluso le cuesta subir... Apenas sobrepase los tejados, empezará el camino de bajada. El día es corto... aunque ya van creciendo... 

Arrancar el día en el Minnewater es tener la sensación de que hoy va a ser un día especial. No puede ser un día como cualquier otro... Con este comienzo sería imposible. El frío en la punta de la nariz, los sonidos de los pájaros, el agua, la campana del Belfort a lo lejos, el eco de tus propios pasos... El teléfono, por un momento, bien guardado en el fondo del bolsillo. Luego habrá tiempo de compartirlo. Ahora, camino de cualquier lugar, ese chocolate humeante... ¿Qué hora es? ¿Las diez de la mañana? 

Alguien lo llama "slow travel". Otros, simplemente vivir. 



www.movistar.es